27 Diciembre, 2021 Cristo News / Recursos Bíblicos – Provisión Diaria – Vida Cristiana – Buenas Nuevas

 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia. 2 Timoteo 3:16 RVR1960 / Cristo News

Cristo News – By Juvenal Cubillán

Juan 1:14 RVR1960

 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

Comentario sobre esta provisión

Primero veamos la esencia de los cuatro Evangelios.

1. El evangelio de Juan es la cuarta sección de lo que algunos llaman el evangelio cuádruple, con cuatro voces dando diferentes perspectivas sobre la vida de Jesús de Nazaret. Escritores cristianos tan primitivos como Origen (185-254 a.d.) entendían que realmente no hay cuatro evangelios, sino que hay un evangelio cuádruple.

a– El evangelio de Juan fue probablemente el último en ser escrito de los cuatro. Y fue escrito tomando en cuenta lo que los primeros tres ya habían dicho. Esta es una razón por la que el relato de Juan de la vida de Jesús es en muchos sentidos diferente de Mateo, Marcos y Lucas.

b. Hay eventos significativos en el ministerio de Jesús que Mateo, Marcos y Lucas incluyeron y Juan omitió.

c. Los primeros tres evangelios se centran en el ministerio de Jesús en Galilea. Juan centra su evangelio en lo que Jesús dijo e hizo en Jerusalén.

2. Mateo, Marcos, y Lucas son conocidos como los tres evangelios sinópticos. La palabra sinóptico significa ver-juntos” y los primeros tres evangelios presentan la vida de Jesús básicamente en el mismo formato. Los primeros tres evangelios se enfocan más en lo que Jesús hizo y enseñó; Juan se enfocó más en quién es Jesús.

3. Juan es un evangelio escrito con un objetivo específico: que podamos creer. Un versículo clave para entender el Evangelio de Juan se encuentra al final del libro:Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre (Juan 20:31).

4. El Evangelio de Juan es un evangelio amado. Debido a su paradójica combinación de simplicidad y profundidad, Juan ha sido llamado “una alberca donde un niño puede meterse y un elefante puede nadar.”

Vamos ahora al verso 14 de Juan 1:

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros: Esta es la declaración de Juan más sorprendente hasta el momento. Habría sorprendido a los pensadores tanto en el mundo judío como en el griego el escuchar que aquel Verbo fue hecho carne.

“La expresión más general de la gran verdad de que Él se volvió hombre. Él se volvió eso, de lo cual está compuesto el cuerpo del hombre…La simplicidad de esta expresión es sin duda dirigida en contra del Docetae del tiempo de los apóstoles, quienes mantenían que el Verbo solo tomó naturaleza humana en apariencia...” (Alford)

La expresión “fue hecho” confirma que Cristo adoptó la naturaleza humana (cp. He. 1:1–3; 2:14–18). Esta realidad es sin duda alguna la más profunda e inescrutable en toda la historia porque indica que el Infinito se volvió finito, el Eterno se conformó al tiempo, el Invisible se hizo visible y el Sobrenatural se redujo a sí mismo a lo natural. Sin embargo, en la encarnación el Verbo no dejó de ser Dios, sino que se volvió Dios en carne humana, (i. e. deidad) sin disminución alguna en forma humana como varón o segundo Adán (1Ti. 3:16; 1 Co. 15:45). (Biblia de Estudio Macarthur Pag. 2347)

Los griegos en general tenían un concepto muy bajo de Dios. Para ellos Juan escribió: aquel Verbo fue hecho carne. Para las personas en la antigüedad, los dioses como Zeus y Hermes eran simplemente superhombres; no eran iguales al orden y a la razón del Logos. Juan le dijo a los pensadores griegos, “El Logos que ustedes saben que creó y ordeno al universo fue hecho carne.”

Los judíos tenían en general un concepto muy alto de Dios. Para ellos Juan escribió: Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros. A los judíos en la antigüedad se les dificultaba aceptar que el gran Dios revelado en el Antiguo Testamento pudiera tomar forma humana. Juan les dijo a los pensadores judíos, “La Palabra de Dios fue hechacarne.”

Dios se ha acercado a ustedes en Cristo Jesús. No tienen que batallar para encontrarlo;Él vino a ustedes. Algunos piensan que van de lugar en lugar intentando encontrar a Dios, y continúan con su búsqueda. Con frecuencia se quedan en un lugar hasta que Dios se acerca a ellos – entonces avanzan rápidamente.

“Cristo entró a una nueva dimensión de existencia a través del portal del nacimiento humano y fijó su residencia entre los hombres.” (Tenney)

“Augustine después dijo que en sus días pre-cristianos había estudiado a los grandes filósofos paganos y había leído muchas cosas, pero que nunca había leído que el Verbo se volviera carne.” (Barclay)

Y habitó entre nosotros: La idea detrás de esta frase es más literalmente,habitó como en una tienda entre nosotros. Por el sentido y el contexto, Juan conectó la llegada de Jesús a la humanidad con la venida de Dios y su morada con Israel en la tienda del tabernáculo. Se podría afirmar, y moró entre nosotros.

Y moró entre nosotros: la naturaleza humana que tomó de la virgen, siendo como elsantuario, casa templo, en la que su Deidad inmaculada se dignó a morar. La palabra es probablemente una alusión a la Shejiná Divina en el templo judío.” (Clarke)

“Correctamente el verbo Habitar significa ‘montar una tienda’.” (Morris) “La asociación en la mente de Juan era, con el tabernáculo Divino en el desierto, cuando Jehová montaba su tienda entre las movedizas tiendas de su pueblo.” (Dods)

El término trae a la mente el tabernáculo del AT donde Dios se reunió con Israel antes de que el templo fuera construido (Éx. 25:8). Fue llamado el “Tabernáculo de reunión” (Éx. 33:7, o “tabernáculo del testimonio” en la Septuaginta) y allí “hablaba Jehová a Moisés cara a cara, como habla cualquiera a su compañero” (Éx. 33:11). En el NT Dios optó por habitar entre su pueblo de una forma mucho más personal al convertirse en un ser humano. En el AT al quedar terminado el tabernáculo, la presencia Shekiná de Dios llenó toda la estructura (Éx. 40:34; cp. 1 R. 8:10). Al encarnarse el Verbo, la presencia gloriosa de la deidad quedó incorporada en Él (cp. Col. 2:9)

El tabernáculo era muchas cosas que Jesús es entre su pueblo:

· El centro del campo Israelita.

· El lugar donde se preservaba la Ley de Moisés.

· El lugar donde Dios habitaba.

· El lugar de revelación.

· El lugar donde se hacían los sacrificios.

· El centro de adoración de Israel.

“Si Dios ha venido a morar entre los hombres por el Verbo hecho carne,montemos nuestras tiendas a su alrededor: de este tabernáculo central; no nos dejen vivir como si Dios estuviera a un largo camino de distancia.” (Spurgeon)

“El Shejinásignificael que mora; y es la palabra utilizada para la presencia visible de Dios entre los hombres.” (Barclay)

Y vimos su gloria: Juan testificó de esto como un testigo, incluso como lo hizo Juan el Bautista. Juan podía decir, “Yovisu gloria, la gloria que le pertenece al unigénito del Padre.”

La palabra original traducida como vimoses más fuerte que las palabras “vimos” o “miramos.” Juan nos dice que él y los otros discípulos  cuidadosamente estudiaron la gloria del Verbo hecho carne.

“El verbo ‘vimos’ es invariablemente utilizado en Juan (como, lo que es más, en todo el Nuevo Testamento) como ver con los ojos corporales. No se utiliza para las visiones. Juan está hablando de la gloria que fue vista en el literal y físico Jesús de Nazaret.” (Morris)

Lleno de gracia y de verdad: La gloria de Jesús no era principalmente una descarga de adrenalina y ciertamente no era algo secundario. Estaba llena de gracia y de verdad.

“Amados, noten aquí que ambas cualidades en nuestro Señor están a su plenitud. Él es ‘lleno de gracia.’ ¿Quién podría serlo más? En la persona de Jesucristo la gracia inconmensurable de Dios es atesorada.” (Spurgeon)

“Estas dos ideas deberían permanecer en nuestra mente y dirigir nuestras vidas. Dios es gracia, y verdad. No una sin la otra. No la otra separada de la una, En su gobierno no puede haber una disminución de los sencillos y severos estándares de la Verdad; y no hay desviación del propósito y la pasión de la Gracia.” (Morgan)

Entonces; ¿Qué podemos inferir en la afirmación el Verbo se hizo carne (Juan 1:14)?

El término palabra se utiliza de diferentes maneras en la Biblia. En el Nuevo Testamento, hay dos palabras griegas que se traducen para “palabra”: rhema y logos. Tienen significados ligeramente diferentes. Rhema generalmente significa “una palabra hablada”.

Logos, sin embargo, tiene un significado más amplio y filosófico. Este es el término que se usa en Juan 1. Por lo general implica un mensaje completo, y se usa principalmente en referencia al mensaje de Dios a la humanidad.

“El Verbo” (Logos) en Juan 1, se está refiriendo a Jesús. Jesús es el mensaje total — todo lo que Dios quiere comunicarle al hombre. El primer capítulo de Juan nos da una idea dentro de la relación Padre/Hijo, antes que Jesús viniera a la tierra en forma humana. Él preexistió con el Padre (versículo 1), Él estuvo involucrado en la creación de todo (versículo 3), y Él es “la luz de los hombres” (versículo 4). El Verbo (Jesús) es la completa expresión de todo lo que es DIOS (Colosenses 1:19; 2:9; Juan 14:9). Pero Dios Padre es Espíritu. Él es invisible para el ojo humano.

Los griegos usaron la palabra logos para referirse a la “mente”, “razón” o “sabiduría” de una persona. Juan utilizó este concepto griego para comunicar el hecho de que Jesús, la segunda persona de la Trinidad, es la autoexpresión de Dios al mundo. En el Antiguo Testamento, la palabra de Dios trajo el universo a la existencia (Salmo 33:6) y salvó a los necesitados (Salmo 107:20). En el capítulo 1 de su evangelio, Juan está apelando tanto a judíos como a gentiles para recibir al Cristo eterno.

El Logos, el Verbo de Dios, ahora iba a ser ofrecida a todos, no sólo a los judíos (Juan 10:16; Gálatas 2:28; Colosenses 3:11). Por causa de que el Verbo se hizo carne, tenemos un sumo sacerdote que puede compadecerse de nuestras debilidades, uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. (Hebreos 4:15).

Cuando pensamos en el nacimiento de Jesús, nos damos cuenta de que Dios mismo, Dios el Hijo, que estaba eternamente con Dios antes de que algo existiera, es El que vino a esta tierra para restaurar la relación que Adán rompió en el jardín. Él era el Verbo hecho carne. Él era la luz que vino al mundo y Él ilumina a todo hombre que lo busca y lo encuentra.

Así que Él preexistente, co-existente, auto-existente Dios, el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros y la luz de la gloria de Dios brillaba en medio de un mundo oscuro.

Fuente: Biblia Versión Reina Valera 1960

Con información de: file:///C:/Users/Juvenal/Documents/Discipulado%20Siloe/Estudio%20B%C3%ADblico%20CristoNews/biblia_de_estudio_macarthur_completa.pdf

https://mvmspanish.wordpress.com/2012/12/15/y-el-verbo-se-hizo-carne-juan-114/

https://www.gotquestions.org/Espanol/Verbo-hizo-carne.html

https://www.biblegateway.com/passage/?search=juan+1&version=RVR1960

https://es.enduringword.com/comentario-biblico/juan-1/

Compartir: