23 Mayo, 2021 / Recursos Bíblicos – Versículos Bíblicos

Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia.
2 Timoteo 3:16 RVR1960 (Cristo News)

La Palabra de Dios

Gálatas 2:20 RVR1960

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

Comentarios del Versículo

La vida cristiana, de manera sencilla pero a su vez, en forma extraordinaria es una vida por la otra. La vida de Jesús por la nuestra. Cristo toma el control, nuestra vida toma dimensiones que nunca jamás nos hubieramos imaginado.

Cuando te sientes débil, Cristo demuestra “su fuerza en tú vida”. En 2 Corintios 12:9, Jesús le dice a Pablo, con mi gracia tienes más que suficiente, porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por eso, con mucho gusto habré de jactarme en mis debilidades, para que el poder de Cristo repose en mí.

Cuando nos enfrentamos a las situaciones de vida, las cuales a veces no podemos comprender o entender, lo único que tenemos que hacer es pedir sabiduría, sabiendo que la sabiduría de Dios siempre está disponible. De allí que el Apóstol Santiago 1:5 dice, Si alguno de ustedes requiere de sabiduría, pídela a Dios, y Él te la dará.

Cuando te enfrentas a situaciones “que son humanamente imposibles”, Dios hace lo imposible. Por esta razón, Jesús dijo en Lucas 18:27, Lo que es imposible para los hombre, es posible para Dios.

Con Cristo estoy juntamente crucificado. ¡Y A LA VEZ, VIVO EN ÉL! Dios sabe cómo guiarnos al punto de crisis, y también sabe guiarnos a través de la crisis.

Receurda, que tú tienes suficientemente de Jesús en tí. ¿Para ganar la batalla? ¡PÓSTRATE A SUS PIES! ¡Muere a tus propias fuerzas, A TU YO, y a tu propia sabiduría en los amorosos brazos de Jesús! ¿Cómo podrías librarte de esta difícil situación? ¡Sencillo: NO HAY NADA IMPOSIBLE PARA DIOS!

Cuando Cristo entra a vivir en el corazón de la creyente, “TODA LA PLENITUD DE DIOS”, está disponible a esa persona. Por ello, Efesios 3:19 dice, Conozcan ese amor, que excede a todo conocimiento, para que sean llenas de toda la plenitud de Dios. ¡De la plenitud del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo!

Podamos experimentar en nuestra vida diaria la crucifixión de Cristo. Su crucifixión fue consiente, voluntaria, sufrida y humillante, pero victoriosa y gozosa.  El mayor acto de amor del Padre es permitirnos estar juntamente crucificados con su hijo.  Es vivir muriendo junto a Él.

Interioricemos en nuestro corazón éste amoroso sacrificio por nosotros como:

Vivir muriendo a las pasiones desordenadas; Vivir muriendo al orgullo solapado; Vivir muriendo al egoísmo ambicioso; Vivir muriendo a la incredulidad vestida de lógica; Vivir muriendo a la autosuficiencia vestida de fortaleza.

El apóstol Pablo describe la vida cristiana normal. Lo que Pablo dice aquí es cierto de todos los creyentes que han sido justificados por la fe en Cristo

Con información de :

https://www.carmencamino.com/index.php/ensenanza/devocionales-en-texto/530-su-vida-por-la-tuya-galatas-2-20

http://iglesiapueblonuevo.com.ar/index.php/devocionales/482-ya-no-vivo-yo-galatas-2-20

Compartir: