20 Mayo, 2021 Cristo News / Recursos Bíblicos – Versículos Diarios

Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia,
2 Timoteo 3:16 (Cristo News)

La palabra de Dios

Hebreos 4:20

Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas.

Comentario para el versículo

La palabra griega que se usa en este verso por el verbo Reposar es Katapausis (Concordancia Strong G2663) que significa entrar en reposo, morar, y también deriva de Katapau (Strong G2664) que es establecer (Figurativamente Colonizar), desistir, impedir, dar en reposo.

Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras: Entrar a su reposo significa ya no tener que trabajar. La idea no es que ya no hay lugar para hacer buenas obras. La idea es que ya no hay lugar para las obras como base para nuestra propia justificación.

Ahora bien, Dios descansó el séptimo día y esa es la naturaleza de Su descanso. No se trataba de un descanso físico por la obra realizada en la creación. Ésa no es la idea que está detrás del término “reposo”. El pensamiento expresacontenía la idea de algo completo, terminado en todas sus partes. La obra de la creación había terminado. 

Reposado de sus obras, como Dios de las suyas: Este reposo de las obras como la base de la justificación cumple con nuestro “descanso Sabático”. Dios descansó de sus obras en el día de reposo original en Génesis 2:2 porque el trabajo había sido terminado. Nosotros hemos parado de hacer obras auto-justificadoras porque el trabajo ha sido terminado por Jesús en la cruz.

Pero, ¿De qué reposo estamos hablando?

Jesús ofrece tres clases de reposo a los que confían en él y se someten a su voluntad.
El reposo de la salvación eterna. El creyente reposa en Cristo cuando recibe el perdón de sus pecados y el regalo de la vida eterna (Mateo 11:28, Hebreos 4:3). Este reposo depende totalmente en la obra de Cristo a su favor, y nunca se puede perder.
El reposo de la sumisión. El creyente reposa en Cristo después de la salvación cuando se somete a él en obediencia total. Esta es la vida cristiana victoriosa, y la vida controlada por el Espíritu Santo (Mateo 11:29-30, Hebreos 4:11-13, Efesios 5:18-20).
El reposo eterno. El creyente encontrará perfecto reposo en la eternidad con Cristo. No habrá más lucha contra el pecado, y estará en plena unión con su amado Salvador (Hebreos 4:9, Apocalipsis 14:13).

Dios Padre nos ofrece su reposo. Cuando entramos en su reposo, dejamos de depender de nuestras propias obras para ganar la salvación, o para mantener la vida espiritual. Lo principal es descansar en lo que Cristo ha hecho a nuestro favor.

Nosotros vivimos en un universo donde la creación ya ha sido finalizada, con excepción de la “nueva creación”. Y esa nueva creación comenzó allá en el Calvario, y en el día de Pentecostés. El apóstol Pablo dijo en la segunda epístola a los Corintios 5, versículo 17: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; todas son hechas nuevas”. Lo único que Dios está creando hoy son hijos de Dios, por medio de la fe en Cristo. Y a esos hijos, Él les ha prometido un descanso. Dios ha prometido un descanso celestial

Con información de

https://www.escuelabiblica.com/estudio-biblico.php?id=972

https://www.blueletterbible.org/Comm/guzik_david/spanish/StudyGuide_Heb/Heb_4.cfm

Compartir: